Los discos no tienen devolución. Antes de comprar asegúrate que te gusta o que te interesa el disco que vas a pedir. Tienes multitud de maneras de oir previamente la grabación en Spotify, Bandcamp o iTunes, por ejemplo.